Blogia
CICLOTIMIA

El tren me vuelve a raptar a las miradas glaciales. Digo adiós a los castillos de arena. Grito un hasta luego a las calles de mi infancia, y al café de los alientos. Y una hora, tan sólo una hora para saltar otra vez al lugar donde se entumecen los sueños, allí donde todos los días futuros son conocidos, donde los mañanas son calambres de pánico. Aguacero de monotonía. Cromos repetidos sin guión original, que producen dolor en las pestañas. Vuelvo a la compañía de los politonos, a pagar torpemente y sin ganas, a la financiera de las oportunidades. Y sólo tengo fuerzas para pronunciarte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Greta -

Se de qué hablas. De esa despedida traumática. De ese jodido andén... Cuesta volver a la rutina, a la vida planificada, al castigo del despertador... Pero, no puedo evitar que me guste septiembre. No puedo evitar ponerle algo de ilusión a este comienzo. Porque nunca se sabe... nunca se sabe la decisión que podamos tomar mañana.
Un beso

DoNuTTz -

Muchos ánimos guapísima :) Tus calles siempre te guardarán un rinconcito para tu enorme corazón, tenlo por seguro :)
Un abrazo enorme, espero volver a verte muy pronto :) Cuídate mucho :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Veritas -

Este tipo de regresos son siempre traumáticos, pero algo tiene esa monotonía, siempre ofrece un motivo para no borrarla de un plumazo... Bueno, o eso creo yo ;)

Muxus!!

Grace -

Te alejas dices adiós, sin darte cuenta que en cada visita, en cada despedida, haces ese lugar más tuyo, y tú te haces más ese lugar, lo mejor de los lugares, es hacerlos propios aunque estén a kilómetros de distancia y compartirlos sólo con quien lo merezca...

vi230850 -

pues habrá que cambiar de vida
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres