Blogia
CICLOTIMIA

Me han propuesto un nuevo juego, donde soy yo quien impongo las reglas. Soy yo quien puedo edificar la Torre de Babel, o destruir el edén. Soy yo quien lanza el dado al aire con la esperanza que me de una respuesta, que me diga si tengo que avanzar casilla, o quedarme en casa, aunque marque cinco. ¿Dar la partida por perdida? Creo que tendré que valorar las capacidades de mis oponentes, y ver si les sonríe la suerte. Sé que el azar no me contestará, y que aquí no hay cara o cruz, pero no sé si quiero gastarme todo el dinero en la carrera a ese caballo que anda cojo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

gi -

Apostar por el caballo cojo es una apuesta perdida, a no ser k quieras perder o los demas caballos de la carrera esten tambien cojos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres