Blogia
CICLOTIMIA

Me vendí a los silbidos de una copla paralítica, y pensé que está vez todo sería diferente. Pensé que el día que copuló el sol y la luna, todo cambiaría, pero las tardes se presentan torpes, y yo en coma profunda. Y continúo sin construir leyendas con los naipes de los jubilados, y mis ojos tampoco tienen ganas del reflejo de cristal de mi acompañante de bus, ni mis letras balbucear amor eterno… Veo perros rabiosos, hojas de margaritas sin te quieros… Y aquí me consumo entre sábanas sin el motín de un Padrenuestro, porque quizá su voz sería mi salvación… Y sólo goteo escapularios lisiados de metáforas…
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Ariel -

¿tú no eras la que creías en las princesas?... deberías seguir haciéndolo, no me gusta verte triste...

S -

Te digo yo que tus escapularios no están lisiados de metáforas, todo lo contrario, están repletitos de muchas y muy buenas. Escribes realmente bien, ojalá la tristeza te abandone pronto ;) :**
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres