Blogia
CICLOTIMIA

Nuevamente ella...

Cuando inicie esta aventura por las letras, el primer óvulo que done fue para ella. Ella fue el embrión. Fue génesis del vademécum primaveral. Después cuando se puso las lentes de botones rojos aborte. La desfigure por completo, y la negué, aunque sus raíces iban aprendiendo las tablas de multiplicar. Yo, no cantaba flores, ni diademas de plata, pero el crecimiento de su cepa, de su revuelta de sueños, iba morando mi alcoba, y poco a poco adquiría más cupones de estaciones sin niebla, y poco a poco conquistaba la memoria de las cabinas. Y yo selle mi palabra, y dije que nada cambiaría, que no alteraría el discurso de mi calendario, y mentí, y ahora pequeña M. lo confieso. No cumplí la promesa, y la desterré de estos andamios que voy construyendo poco a poco, pero las cadenas me hicieron cultivar silencio. Hoy, nuevamente la conjuro. Y hoy, ya existe. Hoy, la arropo con sábanas de azúcar, y respiro sus sonrisas. Sea feliz, recuérdelo.Y por cierto, ¿saben si venden zapatos rojos con huellas mágicas en la zapatería Querol?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres