Blogia
CICLOTIMIA

"La vida es una lenteja, o la tomas o la dejas"

El día es tuyo: tu recuerdo vuela en el aire, y ahora eres ausencia amarilla. Invisible y etérea. Cuando conocí la noticia, cuando supe que no habría otro “continuará”, que no podría dibujar tus arrugas, que tú ya no serías trotamundos de palomas, ni que llevarías el bastón de los falsos bucaneros no lloré. Continué caminando, y después una semana más tarde, supe que mi chaqueta estaba horadada de las cataratas de tus ojos. Y te doy las gracias por enseñarme la revolución de los sentimientos, por demostrarme que las lágrimas limpian cicatrices, que el amor, a veces es negro, y se disfraza de Muerte, que las vetas de los árboles son la memoria del tiempo, que las guerras son cenizas, barrotes negros, y comida de rata, e incluso a veces aportan color, y es el rojo, el que se escapa de unas manos torpes, y de unos brazos con montañas de hormigas. También me enseñaste panes de oros, y me empachaste de estrellas. Y sé que dentro de los monederos se esconde la dirección del caramelo indigente, que no hay imposibles, porque las palmeras un día acariciaran el cielo…Y si aún buceo más en los tapices que me regalaste, sé que la libertad no se gana con el atlas azul de pistolas. “La vida: piedra, mar y llanto.”

Un beso de tierra abuela. Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Anónimo -

Eso no lo dude petita. La palmeras un dia acariciaran el cielo a sus pies. Besitos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres