Blogia
CICLOTIMIA

Hoy empieza todo...

Hoy empieza todo... M., la mujer invisible, la que silba baladas de peatones, y bebe la facundia de mi daga, ignora el poder del garfio que tiene, del arpón que esconde, y que ha incrustado lentamente en mi dermis. Ella, M., desconoce las emanaciones melifluas que albergan sus palabras. Ella, M., mastica crema de sesos, y digiere responsabilidades, quizá demasiadas, y es que quizá, ese cupón que compro de exigencias la convierte en proscrita, excluyéndola del país de la magia y los querubines. Y mientras, yo, la pequeña, la efeba de la parábola, le gustaría deshollinar sus gabelas, pero no puedo. Las arandelas son de hierro. Reales. Y yo, debo de recordar que tan sólo soy la heroína de un cómic. Una tunanta.
Y hoy, además, me he prescrito una nueva tarea: purificarme. Mañana no me permitiré más concesiones. Para mañana tengo prohibido lacerar mi cuerpo, y mancillar mi espíritu con nutrientes de esparto. No quiero corear los alaridos del pasado. No quiero quedarme sin aliento. No!!! Así que sé mañana, cuando retire el telón de encéfalos oníricos, despertaré con lágrimas. El día me ofrecerá lamentos con efluvios de inmundicia, pero tengo que batallar. Sí!, se acabaron los incisos.
Aparte de haber cometido el pecado de la gula, he recargado mi culpa haciendo un dúo con el silencio, para después esconderme en la madriguera de remordimiento: L. y Y, os grito, desde aquí mis disculpas, y esperando recibir vuestra aquiescencia, creo que empezaré a visitar el mundo de Morfeo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

mónica -

Luche con todas sus fuerzas,....y, no lo haga, no dañe su cuerpo ni su alma. Cuando la desolacion la visite dejese arropar por las blancas palomas, ellas la protegeran.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres